Ajamil de Cameros

En su ORIGEN, Ajamil fue donada a Juan Ramírez de Arellano en 1366 por Enrique II, tras su coronación como rey, en recompensa por los servicios prestados. Formaba parte de los pueblos y lugares del Señorío de los Cameros, y pasó a poder de los condes de Aguilar, señores de Cameros, y del partido de Torrecilla en Cameros, hasta la abolición de los señoríos con la Constitución española de 1812.

Entre los PERSONAJES destacados nacidos en Ajamil figuran:

  • DOMINGO MARTÍNEZ GARCÍA, Consejero de Hacienda de S. M. Carlos IV en el Tribunal de la Contaduría Mayor, Contador del cargo y distribución de caudales de la Caja de Tesorería Mayor del Rey. Fue fundador de las Escuelas de su pueblo natal en 1799.

Hasta la creación de la provincia de Logroño de 1833 perteneció a la provincia de Soria, con jurisdicción propia independiente.
Hasta comienzos del siglo XIX, Ajamil conservó un lavadero de lanas, donde se tejían paños de diversa calidad, parte de la tradición textil de la vecina localidad de Munilla.

(Vídeo realizado por Bruno Rodríguez Orden)

GENTILICIO

Ajamileño.

PUNTOS DE INTERÉS

  • La iglesia parroquial de la Asunción (principios del siglo XVI y S.XVII). Su retablo fue restaurado hace pocos años.
  • Imagen de la Inmaculada, (fines del siglo XVIII).
  • La fuente medieval de la Plaza de la Iglesia.
  • La ermita de San Martín (siglo XVII), de estilo barroco.
  • Acueducto sobre el Río Vargas, (segunda mitad del siglo XVI), de dos arcos de medio punto.
  • El edificio de la antigua escuela, creada en el año 1800, actualmente es el Bar-Centro Social.
  • La ermita de San Miguel, (siglo XVII), estilo barroco. Actualmente es una vivienda.
  • La ermita de San Simeón en Monte Real a 4 km del pueblo, de la que tan solo nos quedan sus ruinas. Se recoge la existencia de la antigua villa de San Simeón de Monte Real ya desde el año 1132, y luego queda abandonada. Posteriormente las villas y aldeas limítrofes crean una Hermandad para el uso y disfrute del territorio de Monte Real, germen de la Mancomunidad. La romería al santuario hasta su decadencia fue un acto anual que reunía a las poblaciones de la Hermandad (consultar Reinares Martínez, Ernesto, La Hermandad de San Simeón de Monte Real, Piedra de Rayo, nº 24, pp. 22-33)
  • Lavandería, a las orillas del río Vargas. Fue una antigua lavandería de lana. Actualmente se encuentra en ruinas.
  • Su entorno privilegiado en las laderas del Monte Real, con bosques de hayas de gran frondosidad, del Hayedo de Santiago, con Cerro Castillo (1.683 m.), Canto Hincado (1.758 m.).
  • Ejemplar de Roble Albar de Monte Real, singular por su tamaño. Situado en el Hayedo entre rebollos en la pista hacia Canto Hincado.
  • Su fauna, principalmente durante la primavera y el otoño, época en la que contemplar la berrea.
  • Sus empinadas calles y casas de piedra.

ACTUALIDAD

Su economía se basa en la ganadería vacuna y equina y la agricultura de autoconsumo de huerta, así como la caza (jabalí y ciervo) y el aprovechamiento forestal de haya que se obtiene del Hayedo de Santiago.

Existen en este municipio, Asociación de la Tercera Edad, Jubilados y Pensionista de Ajamil de Cameros y la Asociación de Promoción Social y Cultural de Ajamil, creada por habitantes, descendientes y amigos de la localidad, para el desarrollo y promoción del municipio y su entorno.

Desde hace un par de años, se celebra durante el mes de junio una ruta por el Hayedo de Santiago de gran interés paisajístico para los amantes de la naturaleza y el senderismo.

Ajamil cuenta con varios recursos e infraestructuras turísticas:

  • Centro Social, Bar “La Escuela”, en el edificio de las antiguas escuelas  del pueblo.
  • Zona recreativa La Balsa, a la entrada del pueblo con zona de acampada y asador.
  • Dos refugios de montaña: el de Praito Gil y el de Cerro Castillo, en pleno Hayedo de Santiago.

FIESTAS

  • El 10 de julio Ajamil honra a su patrón, San Cristóbal. Se celebra ese día la tradicional enramada y el reparto del bollo de pan y vino a los visitantes.
  • El 15 de agosto se celebra el “Rosario de las vacas”, fiesta recientemente recuperada en 2001. Este artículo de El Correo (16/08/2007) refleja la curiosa tradición.

CURIOSIDADES

Se recoge en una información del Inquisidor General del Reino, el Cardenal Sandoval, que en la región vasco-navarra-riojana se celebraban prácticas de brujería y aquelarres, incluyéndose entre las poblaciones Ajamil, aunque no constan procesados ni condenados de esta localidad.

¿Quieres conocer de la mano de Clementín su particular Ajamil? Entonces no puedes dejar de leer sus correrías en La casa azul, novela del ajamileño Manu Ochoa.

 En escarpada pendiente 
recostado está Ajamil,
tiene los pies junto al río
y la cabeza al cenit,
personaje mitológico
venido de otro confín
para quedarse en estatua
y permanecer aquí.
 
Monte Real le favorece
con su perenne verdín,
agua y pastos abundantes
y abejas de flores mil.
 
San Cristóbal, su patrón
hace a este pueblo feliz
y responde a su plegaria
ayudándole a vivir,
la caridad de los bollos
se convierte en un festín.
 
Fervorosos restauraron
la ermita de San Martín,
uniendo trabajo y fe
en un generoso sí.
 
Tuvo el pueblo en otros tiempos
industria y batán textil
y la vacada famosa
que dio un señor de Madrid,
que en procesión la llevaban
rezando el rosario, ¡sí!
 
El arreglo de las casas,
el afán de compartir,
la alegría de las fiestas,
los que les gusta venir
harán que el pueblo no muera
con su audacia juvenil.

Del Libro “Poesía de Cameros”. 
Autor Jose Luis Moreno Martínez